VACUNARSE O NO VACUNARSE


Me perdonarán, pero creo que la disyuntiva no existe. Es verdad que hay mucho “anti vacuna” por el mundo y no solo lo son en el caso del Covid 19, sino en el de cualquier vacuna.

 Cada uno es dueño de pensar como quiera, pero está más que probado con el control y la eliminación de muchas enfermedades gracias a diferentes vacunas, de la eficacia de esta práctica.

Ahora bien, en el caso específico del Covid 19, virus altamente contagioso y que ya va por su “tercera ola”, cada vez de más rápida transmisión y evolución, desde el contagio a la gravedad, el decidir no vacunarse, recomendar no hacerlo e impedir que las personas cercanas lo hagan, es criminal.

Los derechos de uno, llegan hasta donde no choquen con los derechos de los otros y no se puede poner en peligro la vida de los demás, porque se toma la decisión de no vacunarse.

Dicho claramente, y me refiero específicamente al caso del virus del Covid, los “anti vacunas” son asesinos y, además, suicidas; esta condición última, que significa quitarse la vida, es puramente personal, pero el asesinato implica la muerte de otros, que no tienen por qué desearlo.

En toda sociedad, el asesinato es penado por la ley con resión en cárceles y en algunos lugares con la muerte del culpable, decretada por el Estado.  Sin embargo, los “anti vacuna” siguen no solamente libres, sino que actúan para extender su “credo”, convencer y asesinar así a los crédulos.

Los “anti vacuna” (sobre todo en el caso del virus del Covid) aducen, para serlo, las más estrambóticas razones. No solamente son ridículas, sino que además no tienen ninguna base, ni científica, ni lógica. Toda creencia es un acto de fe y si la fe mueve montañas, estas también suelen caer y causar desastres.

Dicen, por ejemplo, que con la vacuna les van a introducir un “chip” en el cuerpo, para que el Estado o un “poder oscuro que rige los destinos del mundo”, pueda saber exactamente qué hacen y así, controlarlos. O si no, que la vacuna esteriliza sexualmente a quien la recibe, o le cambia el sexo, o “altera los cromosomas”, o…

Deteniéndonos en la primera estupidez, la de la “inoculación del chip vigilante” que tanto se repite en las redes sociales, ¿no se dan cuenta los que lo hacen que YA están siendo vigilados hasta en su menor movimiento y utilizados como “data” por las grandes tiendas, las compañías que “facilitan” el acceso a Internet y por ende a las redes, y por todos esos servicios, juegos y cuanta cosa a uno se le ocurra, cuyas “condiciones” se aceptan con la alegría de un “¡click!” porque son “gratis”, sin leer ni un poquito siquiera del farragoso        –a propósito- contrato, que ponen allí para cumplir con la ley que lo pide así, pero saben que será muy raro que alguno, entre millones, lo lea por completo…?

¿Es que creen que el “gratis” es de verdad y que cada vez que encienden y se conectan con su teléfono celular o su computadora, no hay miles de ojos mirándolos y programas informáticos que siguen, registran y recuerdan cada paso que dan, cada “site” que visitan, cada consulta que hacen, cada chiste que comparten y su mínima actividad en los “buscadores”, “sites” y diferentes “redes” …?

Esos mismos que se horrorizan ante un bulo de tamaño catedralicio, que les dice que los que se vacunen contra el Covid van a ser espiados por un “chip” introducido en su cuerpo (en una versión sui generis del “Gran Hermano” de Orwell), están brindándose alegremente, en bandeja, consintiendo y apresurándose para ser observados, registrados, usados y explotados, no precisamente por un “poder oscuro” o un “Estado nefasto” sino por prístinas empresas, negocios que parecen inocuos y una multitud sonriente y bien peinada, que lo que tiene es interés económico, nada más.

De DINERO se trata. Dinero que compra Poder, con “P” mayúscula, y que los tratantes de información buscan para hacer más dinero, que lo compra casi todo… ¡Y todavía hay quienes no se vacunarán contra el Covid, para que no les “roben” sus datos…! Que conste, que el ser humano es un ente pensante.

Imagen: http://www.flipa.net

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “VACUNARSE O NO VACUNARSE”

  1. Totalmente de acuerdo. La privacidad es cosa del pasado. Hace unos años he empezado a “jugar” con los algoritmos de Google, y ahí comencé a ver que todo estaba entrelazado en una gran matriz. Buscaba precios por un determinado artículo, luego en el espacio de publicidad de cualquier sitio “oh casualidad” se ofertaba eso que yo buscaba. Pero comenzó a darme algo de preocupación cuando por ahí mirando alguna película en Netflix quería saber la edad de algún protagonista y al teclear en el teléfono tres letras de su nombre de pila me salía en el predictivo nombre y apellido. La preocupación se completó cuando dos o tres veces ya, el Google me avisa de resultados de partidos de fútbol que en principio iba a ver, pero que luego por una cosa o la otra olvidé, pero que nadie sabía que era de mi interés ver un partido del ascenso. Todo es una gran red, algo así como aquella película “matrix”, consecuencia de un sistema que tiene por su mayor capital la información. Nada nuevo por cierto; cuando éramos chicos la “diferencia” eran los estudios, o sea terminar la primaria, la secundaria o acceder a una universidad era el status de humano ante la sociedad, en definitiva era el grado de conocimiento que poseías, de información. Hoy la tecnología brinda esa información a cualquier persona que tenga señal de internet, el poder ahora no radica en un título profesional, el poder está en la información y como usarla.
    Los antivacunas, no prosperaran si es que desean seguir viviendo en el sistema. Pues aún, dada la limitaciones que hay de acceso a las vacunas no se ha puesto en práctica cualquier instrumento que te haga “razonar” respecto de la idea de no vacunarse. No es difícil, pasaporte sanitario que obliga a vacunarse si quieres moverte dentro de tu país o fuera, caída de los seguros de empleo para los no vacunados, caída de tarjetas de crédito, etc etc. Puedes vivir sin vacunarte, sin salir de tu casa y cultivando tus propios alimentos y obteniendo la energía del sol.
    Aquellas películas que veíamos en los VHS que alquilábamos en los video club y nos decían que en dos mil veinte en un planeta conquistado, y el estado tenía el control de todo, y los virus eran las armas, etc etc….bueno como tantas otras veces, la ficción está entre nosotros en modo real.
    Abrazo Manolo, buena semana.

  2. Es en realidad aterrador, y creo que no se necesitan “teorías de la conspiración”, porque la “conspiración”, “respira” hace bastante tiempo y es un hecho, un “factum” que está aquí y seguirá expandiéndose y creciendo. ¡Privacidad…? Hemos sido privados de ella. ¡Buena semana!
    🙂 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s