EL COLOFÓN


Pensaba que un colofón era un colofo grandazo, descomunal, inmenso. Un gran bicho, parecido a los dinosaurios de las ilustraciones, pero en versión maxi. Una especie de dragón (dragón y colofón sonaban igual) como el de los cuentos.

Cierto día, ocioso, la palabra colofo le vino a la mente y se puso a buscarla en Internet: no existía, pero sí colofón, que resultó no ser un colofo grandazo, sino algo que no tenía nada que ver con lo que él creía que era…

La imaginación es mejor que la realidad, porque si una especie de dragón grandazo resulta que en verdad es el final de un libro, con datos de impresión o el final de algo, la imaginación es, por lo menos, bastante más entretenida.

Imagen: http://www.happyhentoys.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

6 comentarios en “EL COLOFÓN”

  1. Jajaja Manolo. Si dejáramos que nuestra imaginación interpretara todo, realmente sería una locura. A mi me pasa con los nombres, que aveces alguien se Ángel, y para mi tiene cara de Pedro jajaja. Yo y mi imaginación! Un abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s