PELLEJERÍA Y MEDIA


La pellejería es el sitio donde se almacenan, tratan o trabajan los pellejos, es decir las pieles. Una pellejería implica montones de pellejos. Es decir que una pellejería y media, significaría muchos más pellejos que los que normalmente hay en una sola.

Es importante, creo, hacer la distinción entre una piel y un pellejo y esta es que el segundo, es una forma despectiva de referirse a la piel, o podría ser que en el caso de los animales sea únicamente esta, desprovista de pelo, que es el que en ciertos casos la hace valiosa, bien sea por la vistosidad o su capacidad de abrigo…

Una pellejería podría ser el pariente pobre de una peletería y por mayor que sea, no dejará de ser un lugar cuyo nombre suena a despectivo.

Como dato, en la catedral gótica de Burgos, España, hay una puerta o pórtico llamado “de Pellejería”, que tal vez se deba a que se abría a una calle llamada Pellejería, por haber una allí…

Pero volviendo, que sea una pellejería y media, no hace sino aumentar lo coloquialmente despectivo y si “jugarse el pellejo” que también es “jugarse la piel”, significa arriesgarse, comprometer aquello que nos cubre el cuerpo y lo protege del exterior en primera instancia, lo coloquial también nos dice que “pellejería” es dificultad, aunque no sé por qué un lugar donde se almacenan, tratan o trabajan los pellejos –a no ser que esté en la cima de una montaña o resguardado por fieras o un ejército- sea un lugar “difícil”; ¿tal vez será porque nuestra piel o pellejo es una primera barrera de protección contra el exterior?…

Resumiendo, y lo que quería decir, después de tanta disquisición y floritura palabrista, es que “pellejería y media” significa “dificultad y media”, o sea más que una sola dificultad.  El mundo está pasando “pellejería y media” con esto del Covid 19 y también el Perú, claro.

Incluso diría que la “pellejería y media” que el país pasa, es “más peor”, gracias a políticos nacionales indolentes o sinvergüenzas y a peruanos ídem.

Imagen: marroquineria15.blogspot.com