EL ACABÓSE


Fue sucediendo. Fue avisando. Hubo señales. Se les ignoró o no se quiso hacerles caso. El refrán “Guerra Avisada no mata gente” era una realidad, con la única diferencia de que nunca más habría una guerra. Ya no existían quienes pudieran pelearlas. Es que todos estaban muertos.

Y la Tierra siguió en el espacio, fuera de órbita, yendo de un lado a otro, alocadamente, entre las galaxias, como una pelota de trapo, para perderse en la inmensidad desconocida.

Imagen: pilarvigil.blogspot.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s