EL BERENJENAL


Se dice que un berenjenal es un lugar donde crecen las berenjenas, pero coloquialmente es un lío, un embrollo; por eso, “meterse en un berenjenal” es meterse en problemas y esto es lo que le está sucediendo al señor Sagasti, recién elegido presidente del Perú, por un Congreso de 130 miembros, de los cuales 105 decidieron vacar al señor Vizcarra, que era presidente del país, para colocar en la presidencia al señor Merino, que era presidente, pero del Congreso y por ley debía asumir el cargo.

La maniobra, según la mayoría fue un golpe de estado y según los 105 y sus mentores, un acto “perfectamente constitucional”. El señor Merino duró poco, porque “vox populi, vox dei”, la protesta popular en todo el país obligó a que Merino, llamado “Merino el breve”, “renunciara”, cuando lo que sucedía en realidad, era que no podía sostenerse ante la presión de un país que se manifestaba masivamente con carteles que decían “¡Fuera Merino!”, entre otras muchas cosas que son impublicables.

Entones, los congresistas, “contritos”, eligieron a Sagasti como nuevo presidente del congreso, lo que lo hacía –acto seguido- presidente del Perú. En el congreso aplaudieron, se mostraron, ya lo dije, “contritos”, y expusieron sus lamentaciones en los medios de comunicación, por la muerte de dos jóvenes, multitud de “desaparecidos” y acusaciones de violación de los derechos humanos, todo esto ocurrido durante las manifestaciones populares en contra el señor Merino, que él y sus áulicos calificaron entonces y lo hacen hasta ahora, de “pagadas” por Soros, por “comunistas” o por “delincuentes”; manifestaciones que fueron pacíficas, de rechazo y que ellos mismos provocaron.

Largo preámbulo, pero que creo necesario, para acabar reiterando que el señor Sagasti está en un berenjenal, con la multitud de problemas que ha de enfrentar a diario en este Perú; problemas que no tendrá tiempo–en un gobierno como el suyo, transitorio y necesariamente breve- de enfrentar y solucionar totalmente.

Para empezar, además de la epidemia de Covid 19, hay 105 congresistas que ahora están más o menos callados, pero seguramente resentidos y como se dice “con sangre en el ojo”, que no consiguieron lo que querían de inmediato, porque “la calle” se opuso expresándose mayoritariamente y junto con estos 105 están sus “mentores”, que no solamente no quieren que nada cambie y seguir “haciendo negocio”, sino que son los que mueven los hilos de esas marionetas que por ser inmunes son impunes…

Renunció el ministro del Interior. El Congreso aprobó “por insistencia” la norma que dispone q se devuelva el 100% de los aportes a los afiliados mayores de 65 años que hayan aportado menos de 20 años, y que no reciben una pensión por no llegar al mínimo requerido.

También se permitirá un retiro de hasta 4.300 soles para afiliados menores de 65 años. Mientras que los jubilados vigentes en el DL 19990, recibirán un bono excepcional de 930 soles.

Al ser un dictamen de insistencia (porque fue observado por el Poder Ejecutivo), se promulga directamente por el Congreso para ser publicado en el diario oficial “El Peruano” …

Y el dinero… ¿De dónde?

Los problemas siguen y van a seguir en este berenjenal que ni berenjenas da, donde Sagasti tiene que moverse. Tiene que hacerlo acertadamente, para evitar enredarse y caer.

Que la Fuerza esté con él, porque creo que el Perú lo está.

Imagen: mirecetario.es

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s