PONGO ME OPONGO


Siempre se oponía. A lo que fuera.

Era “no” porque sí. En las encuestas, siempre escogía el casillero de “me opongo”.

Oponerse le causaba satisfacción. Se sentía importante y decía que “iba contra la corriente”, sin que en realidad tuviera algún motivo, lo moviera algo o conociera “la corriente”.

Oponerse era su vida, pero no se opuso a la muerte porque no vio venir el camión que se lo llevó de encuentro.

Imagen: http://www.teachertoolkit.co.uk

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “PONGO ME OPONGO”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s