QUE SUEÑES CON LOS ANGELITOS


Su madre, cuando era niño, siempre se lo decía después de acostarlo, darle bendición y despedirse.

Él nunca había soñado con ángeles, ni pequeños, ni mayores.

Sus sueños eran con otras personas conocidas, como tías, amigos y chicos del barrio. Hasta con un perro soñó, pero no con los angelitos como quería su mamá.

Uno noche soñó con uno que volaba, pero no era un angelito cachetón, algo gordo y con pequeñas alas blancas en la espalda.

Dudando mucho, se demoró hasta la hora del almuerzo, para que, conversando y como quien no quiere la cosa, preguntar si había ángeles negros. La madre se rió y le dijo que claro, que sí los había.

Mucho tiempo después, hojeando un libro, vio una ilustración y entonces supo que había soñado con el demonio. En el libro decía, debajo del dibujo, “Luzbel, el demonio, el ángel caído”. Total, al fin y al cabo, era un ángel.

Ojalá no se hubiera golpeado muy fuerte…

Imagen: silvitablanco.com.ar.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s