“GALLINA QUE COME HUEVO… ¡AUNQUE LE QUEMEN EL PICO!”


Si se creyó que el tema peruano quedaba zanjado con la elección de Francisco Sagasti como presidente, conviene recordar el título de este pequeño artículo, porque ya empezó a manifestarse una reacción, que más que eso es la arremetida que trata de volver a un “antes” que, según las últimas encuestas, era rechazado por una mayoría aplastante de peruanos.

Hay quienes continúan negándose obstinadamente a entender el mensaje potente que la ciudadanía ha emitido en los últimos días con manifestaciones multitudinarias en todo el país y están convencidos que “tienen la sartén por el mango” e intentan –ahora- poco a poco, revertir a su favor lo que les fue desfavorable.

La sentencia del Tribunal Constitucional, creo, hay que leerla en ese sentido. Una engañosa cautela, fue manifestada en las palabras de Ernesto Blume en una entrevista a Radioprogramas del Perú, donde la radioemisora comenta:

Ernesto Blume, quien votó a favor de rechazar la ponencia de Marianella Ledesma, consideró “prudente” no definir el citado concepto porque significaría “caldear” más la situación política”.

Es decir, que el señor Blume cree que una definición del Tribunal, sería combustible a favor para azuzar las llamas del descontento, que es mejor lavarse las manos y que cualquiera crea lo que quiera.

Así vienen las cosas y esto es solamente el comienzo. Ojalá me equivoque, pero lo siento, porque como dice el refrán, “Gallina que come huevo… ¡Aunque le quemen el pico!”

Imagen: http://www.anipedia.net