EL ARCHIENEMIGO


Para describirlo no hay palabras que basten. Los calificativos más ruines son poca cosa y es preferible no pronunciar su nombre para que la boca no eche espumarajos y así evitar que el aire –que no tiene la culpa- se contamine.

No es únicamente “un” enemigo. Es EL ENEMIGO. ¡El ARCHIENEMIGO…!

Cada uno de nosotros tiene el suyo, lo conoce, lo evita de todas las maneras posibles, pero, sin embargo, él persiste en su acoso insufrible.

Todos tenemos uno y uno nada más, porque con un ARCHIENEMIGO basta. Ojalá que podamos identificarlo a tiempo y actuar en consecuencia…

Imagen: versionfinal.com.ve

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s