DE LA PERSONALIDAD, DEFINIDA EN UNA PALABRA


DE LA PERSONALIDAD.jpg

Se llamaba Fe y desde niña tuvo una manera de ser que llamaríamos perversa: les quitaba las alas a las mariposas que lograba atrapar,  amarraba latas a la cola del perro, que se asustaba y corría haciendo un estruendo terrible o “jugaba” viendo los desesperados intentos por escapar de la muerte, de dos moscas que estaban atrapadas en un frasco de vidrio con una araña.

 

Salvo sus padres, que le celebraban las “ocurrencias” el resto de la familia no la miraba con buenos ojos y les parecía que el comportamiento de la niña no era muy normal que digamos, hasta que la abuela resumió todo con una sola palabra, llamándola “mala”.

 

Imagen: http://www.dreamstime.com