HECHIZO


Su bisabuela siempre se refirió a él, desde pequeño, como “el hechizo” y todos en la familia pensaron que lo llamaba así por el hechizo que suponía para ella su primer bisnieto, que seguramente sería el único…

 

“Hechizo” creció con el sobrenombre y al principio, como no lo entendía, no le importó, pero cuando le preguntó a su “bisa”. Como él le decía a la anciana señora, esta lo miró y pícara, rió diciéndole que la preguntara a su mamá…

 

El niño trasladó a su madre la pregunta y esta le dijo que un hechizo era algo mágico y que la bisabuela seguro le decía así porque para ella, él que era su único bisnieto, era  alguien hechizante, guapo, bueno, mágico …Hechizo se sintió orgulloso de ser la luz de los ojos de la “bisa

 

Pasaron los años, ya anciana mujer había muerto y Hechizo, como apodo fue perdiendo vigencia hasta que se desvaneció como sucede con todo aquello que se deja de usar y felizmente sucedió así, porque la vieja se llevó a la tumba lo que el apodo significaba para ella y es que Hechizo tenía la cabeza grande y las orejas como sopladores, además de ser bizco y tartamudo: la “bisa” era piurana y “hechizo” significaba para ella algo mal hecho: como su biznieto.

 

Manolo.

 

 

 

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.