CIENTO DIEZ


Realmente agradezco la preocupación por informar minuto a minuto lo que sucede y entiendo que el mundo se achica y que los sucesos, incluso los más pequeños, son en cierta manera noticia para muchísimas personas, pero – agradeciendo de nuevo el que me tengan en cuenta- 110 correos seguidos que me llegan con noticias y provienen de una misma web noticiosa, resulta una cantidad algo excesiva para leer, entender, analizar, deglutir y digerir…

Hoy he tenido que darme de baja de una dirección web, que estoy seguro que con la mejor intención informativa me atosigaba, abarrotado el correo de tal manera que impedía prácticamente leer otra cosa…

Como dice el dicho gastronómico, “bueno es culantro (cilantro), pero no tanto…!”; porque el sabor se distorsiona y en este caso específico, todo tiene un regusto a coronavirus que oculta lo de fondo y sé que lo de la pandemia es alarmante, importante y vital también, pero si uno se queda en eso solamente, lo más probable es que muera de indigestión informático-noticiosa.

De todos modos, será la pandemia coronavírica la que nos liquide.