VIRUS SOBRE VIRUS


Al virus Covid-19, se encima uno igual de contagioso que potencia exponencialmente a este y es el de la estupidez, que no es otra cosa que la ignorancia creyéndose ilustrada y con derecho a compartir e incluso a impulsar lo que serían en otros casos memeces, pero en este contexto son cuchillos asesinos.

La ignorancia que se siente superior porque ignora lo sub inferior que es, ha tenido una de sus mayores expresiones en la “propuesta” o sugerencia del ciudadano norteamericano Donald Trump, que no pasaría de una disparatada cojudez si el señor que lleva el nombre del famoso pato creado por Walt Disney, no fuera el presidente de los EEUU y no hubiera dicho que el desinfectante inyectado podría ser una solución para combatir el Coronavirus, ante el asombro de todos los que tienen algo de sentido común y el horror de quienes luchan contra la pandemia, para después, embarrarla más, declarando que había sido un sarcasmo. “Lo que pasa es que ustedes no entienden mis bromas ácidas…” habría querido decir, pareciendo más Goofy que Donald.

Es que parece que el homónimo del pato Donald, además de estar demostrando que es corto de entendederas , vulgo bruto, es estúpidamente ignorante y a quienes crean que decir esto es una falta de respeto al cargo que el señor ostenta, les diría que el lugar por el que pasaron desde verdaderos estadistas hasta actores de cine mediocrones y políticos en la peor acepción de la palabra , no se merecía tener a un payaso de esa triste laya como él a cargo.

¿Es que la ignorancia, que todos sabemos es atrevida, alcanzó aquí su cota máxima, sobre todo si tenemos en cuenta la posición de Trump como presidente de la que sin duda es una de las potencias de esta diezmada Tierra? ¿Es que es su ignorancia supina le impide darse cuenta que sus opiniones son tomadas en cuenta, no porque sea ese especulador inmobiliario el que opina sino porque lo hace el presidente de USA…? ¿Será que no piensa que muchos, sin pensar, siguen sus consejos porque se supone que el inquilino de la Casa Blanca es alguien siquiera medianamente inteligente…? ¿Es que a ése señor no le importa mucho que se mueran los que siguen sus estúpidos consejos.. .?

Tal vez el Inversionista-presidente sea accionista de una compañía que produce desinfectantes y quiere aprovechar para que sus ventas aumenten… Como dirían los italianos, “Chi lo sá”.

VIRUS SOBRE VIRUS


Al virus Covid-19, se encima uno igual de contagioso que potencia exponencialmente a este y es el de la estupidez, que no es otra cosa que la ignorancia creyéndose ilustrada y con derecho a compartir e incluso a impulsar lo que serían en otros casos memeces, pero en este contexto son cuchillos asesinos.

La ignorancia que se siente superior porque ignora lo sub inferior que es, ha tenido una de sus mayores expresiones en la “propuesta” o sugerencia del ciudadano norteamericano Donald Trump, que no pasaría de una disparatada cojudez si el señor que lleva el nombre del famoso pato creado por Walt Disney, no fuera el presidente de los EEUU y no hubiera dicho que el desinfectante inyectado podría ser una solución para combatir el Coronavirus, ante el asombro de todos los que tienen algo de sentido común y el horror de quienes luchan contra la pandemia, para después, embarrarla más, declarando que había sido un sarcasmo. “Lo que pasa es que ustedes no entienden mis bromas ácidas…” habría querido decir, pareciendo más Goofy que Donald.

Es que parece que el homónimo del pato Donald, además de estar demostrando que es corto de entendederas , vulgo bruto, es estúpidamente ignorante y a quienes crean que decir esto es una falta de respeto al cargo que el señor ostenta, les diría que el lugar por el que pasaron desde verdaderos estadistas hasta actores de cine mediocrones y políticos en la peor acepción de la palabra , no se merecía tener a un payaso de esa triste laya como él a cargo.

¿Es que la ignorancia, que todos sabemos es atrevida, alcanzó aquí su cota máxima, sobre todo si tenemos en cuenta la posición de Trump como presidente de la que sin duda es una de las potencias de esta diezmada Tierra? ¿Es que es su ignorancia supina le impide darse cuenta que sus opiniones son tomadas en cuenta, no porque sea ese especulador inmobiliario el que opina sino porque lo hace el presidente de USA…? ¿Será que no piensa que muchos, sin pensar, siguen sus consejos porque se supone que el inquilino de la Casa Blanca es alguien siquiera medianamente inteligente…? ¿Es que a ése señor no le importa mucho que se mueran los que siguen sus estúpidos consejos.. .?

Tal vez el Inversionista-presidente sea accionista de una compañía que produce desinfectantes y quiere aprovechar para que sus ventas aumenten… Como dirían los italianos, “Chi lo sá”.

MOSCAS


Mi nieta esta desayunando y veo, desde el sillón donde estoy sentado, escribiendo en el celular, que hace gestos y me dice: “Abuelo, una mosca…!” No le doy mucha importancia y le respondo que debe haber entrado por la ventana que está abierta…

Un instante después me avisa que se ha parado sobre la servilleta y entonces Miranda agita las manos para espantarla, luego viene con su tazón de yogur y cereal al sillón contiguo al mío, para así quedar fuera de la insistencia tozuda de la mosca…

“Una mosca mañanera” pienso y me doy cuenta que hasta ayer no las había visto y hoy pareciera que han enviado a un explorador para que estudie el terreno y averigüe si el olorcito ese (que nosotros casi ni percibimos) es de algo comestible como parece y si no hay moros en la costa…

No hay rastros de la mosca, que parece haber cumplido su misión y ha llevado volando la respuesta; entonces me levanto y cierro la ventana, pensando que tal vez vengan siguiendo el reporte de avanzada y se encuentren con un vidrio que no las deja entrar, aunque parezca que no existe…

Es curioso, pero ellas vuelan en libertad y tratan de meterse a la casa, mientras nosotros queremos la libertad que tienen y que ejercen volando, aunque sólo volemos con la imaginación…