¡…TIBURÓN, … TIBURÓN…!


Tiburón, tiburón....jpg

Los niños juegan y uno de ellos, por turno, los asusta, gritando y poniendo cara de malo y las manos con los dedos como garfios. Todos corren de él, gritando “¡Tiburón…, tiburón…!” mientras el “tiburón” trata de atrapar a alguno; el juego recomienza cada vez que uno es tocado siquiera. El griterío es impresionante y la diversión muchísima.

 

Un día de sol, los amigos van a la playa y deciden jugar, como siempre; a orillas del mar, en ropa de baño y corriendo por la arena que está húmeda por el ir y venir del agua que es tibia, se sienten a sus anchas.

 

Tal vez por eso no oyen o hacen caso al grito de “¡tiburón, tiburón…!” mientras el escualo que había llegado silencioso y hambriento, se internaba en el mar con Pepe entre sus mandíbulas poderosas.

 

Imagen: google.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.