LAS DIFICULTADES


LAS DIFICULTADES.jpg

Todo empezó cuando vio a esa chica salir del cine, sola y que iba caminando por la calle; apuró el paso, la alcanzó y le dijo: “Entretenida la película, ¿No…?”. Ella primero no le hizo caso y caminó más rápido, pero luego ante su insistencia, se paró en seco y le respondió con voz áspera: ¿Qué quiere?.. Tomó coraje y contestó, sonriendo, lo primero que se le vino a la mente: “Invitarle un café…”, porque justamente estaban a unos metros de una cafetería, de esas que atienden las 24 horas.

 

Se presentó, ella dijo que se llamaba Celeste, que le gustaba el cine y trabajaba en el centro. Hablaron de la película, de los actores y de la música que concordaron en que era impresionante. “Adoro los conciertos” dijo ella de pronto; él pensó que tenían los mismos gustos, porque ella tampoco había puesto azúcar a su café y decidió que tenía que invitarla al concierto del domingo por la mañana…

 

Fueron dos cafés cada uno, conversación larga, distendida, pero con él midiendo sus palabras para no asustarla, mirándola a los ojos y disfrutando de su risa que era espontánea y fresca. Ella echó una ojeada su reloj y dijo que tenía que irse, pero antes quedaron en que él la invitaba el domingo al concierto; ella lo miró fijo y le dijo que bueno, que se encontraban en tres días, a las 11 de la mañana en la entrada del teatro.

 

No se imaginaba él, que allí empezarían sus dificultades porque a la arpía Celeno, la oscura, le gustaba la música, el cine, el café y escondía sus alas con el abrigo que llevaba puesto…

 

Imagen: http://www.youtube.com