EL TESTIGO


EL TESTIGO.jpg

Soy burro pero no bruto y tengo…, veamos…. más de 2,019 años, lo que me hace histórico; eso es: soy un burro nada bruto e histórico.

 

Mi buena memoria recuerda que tenía pocos años cuando una noche se metieron en el lugar donde estaba acompañado de una vaca, una mujer y un hombre, bien tapados con sus mantos; ella caminaba con cierta dificultad, mientras el hombre llevaba lo que supuse era un atado de ropa.

 

La vaca rumiaba con los ojos cerrados, abstraída en sus pensamientos, mientras yo, con las orejas tiesas, estaba atento porque el hombre amontonaba paja y sobre ella ponía su propio manto; llevó suavemente a la mujer y la ayudó a echarse. No vi más porque me lo impedía un murito de piedras, pero al rato escuché un sonido extraño, que ahora, con la edad que tengo, sé que era el llanto de un niño…

 

La vaca mugió, dejando sus ensueños, mientras afuera empezó a clarear la mañana y no se me ocurrió en aquel momento que era el primer día de lo que los humanos llaman una Nueva Era”…

 

Imagen: laura-asensi.blogspot.com