EL BREVE ESPACIO EN QUE NO ESTÁS (Pidiendo disculpas a Pablo Milanés, por usar el título de su famosa canción para algo tan humilde).


EL BREVE ESPACIO EN EL QUE  NO ESTÁS.jpg

Se ha cerrado la puerta y dentro de la casa todo espera el momento, porque habrá poco tiempo y mucha diversión.

 

En la cocina, empieza la jarana, con baile de cucharas y platos que giran como locos, mientras que las tazas miran con mal oculto disimulo. Cucharones y ollas marcan el ritmo, los secadores se animan, hay una cafetera que sonríe y mira a la cocina, que de puro pesada no se puede mover, pero abre y cierra la puerta de horno, acompasadamente.

 

En la sala el televisor adquiere vida propia y busca en los canales mientras  se va saltando la publicidad; la mesita de centro se queda ahí, mientras el sofá y los sillones se deslizan y la alfombra se arrima para no ser obstáculo.

 

Hay una computadora que se enciende, bailan las zapatillas en los cuartos y la ropa en los closets se menea, mientras se abren las puertas y salen los cajones..

 

En el baño, se abre el agua caliente, luego la fría y alternan con la ducha que hace girar sus llaves; el jabón se resbala por la bañera, convertido en un patinador enloquecido, mientras el inodoro se carcajea abriendo y cerrando asiento y tapa.

 

Hasta en el armario donde duermen recogedor, escoba, aspiradora y trapos de limpieza llega el sonido del jolgorio a despertarlos y piensan seriamente hacer su propia fiesta.

 

Ya el tiempo ha pasado y en un instante todo estará callado e inmóvil, en su sitio, como si nada nunca se hubiera movido algo.

 

Se abre la puerta de la calle y entra la mamá (tiene dos hijos colegiales) que viene del mercado y ni sospecha que en su casa, cada vez que ella sale, se arma una fiesta.

 

Imagen: http://www.bellezascalle.com

 

 

 

 

¿ATRAPADOS EN LA RED?


¿ATRAPADOS EN LA RED? | Manolo Echegaray

Decir que Internet prácticamente ha dejado atrás a los diferentes medio de comunicación en todo el mundo, no es ninguna novedad

atrapado en la red

Las personas, para informarse, entretenerse y comunicarse (cosa que podían hacer muy limitadamente con los medios a través de cartas o llamadas telefónicas), están atrapados en la red, usan la “Red de Redes” como se le llama a esa inmensa telaraña, a ese enorme tejido que conecta personas sin importar cuán lejos se encuentren o si hablan un idioma distinto.

Inclusive, los mismos medios “tradicionales” la usan para conectarse con el público y ven bajar las ventas de sus ejemplares y disminuir la audiencia “directa” de sus programas. Todo está en la Red, gratis o un costo bajísimo, si se calcula la utilidad de Internet para una miríada de tareas…

Este es un reto evidente para la publicidad que no por persistente deja de ser opcional, porque siempre se puede cambiar de canal a voluntad, o de programa de radio, o no prestar atención a los avisos impresos en diarios y revistas.

Es verdad que desde hace mucho tiempo se han venido desarrollando técnicas adecuadas para que la publicidad sea parte de este nuevo medio, pero la relación es otra pues el público, a diferencia del que tenían (y todavía tienen) con los medios tradicionales, es ACTIVO y no PASIVO. No recibe, únicamente sino que opina, premia o castiga instantáneamente y tiene a su disposición una cantidad infinitamente mayor de medios a su alcance.

red

El signo de los tiempos parece ser la velocidad, la poca fidelidad y la falta de tiempo que los usuarios –el público-muestra y tiene; eso está haciendo que a la par de un mayor desarrollo tecnológico, ser trate de ser más breve, directo e “invitador” en los mensajes publicitarios, pero a la vez hay que contar con que la publicidad sigue siendo un “mal necesario” que financia el medio y a quienes emiten, usándolo y que no es “lo principal” que un ve cuando navega por Internet. La publicidad siempre será accesoria y cada vez más prescindible, por las múltiples maneras que hay de evitarla.

No sé si quien lee cree que es muy sencillo “armar” una campaña usando los diferentes “canales” que la Red ofrece, pero a mí me parece que con cada día que pasa las cosas se complican y la masa de usuarios se atomiza, lo que implica un estudio tremendamente detallado de los grupos-objetivo, sus usos y costumbres y la utilización de mensajes personalizados lo que puede volverse una pesadilla para el creativo y para el planificador; es verdad que la tecnología y la inteligencia artificial ayudan pero no creo que todavía puedan crear “automáticamente” y de manera veloz, mensajes publicitarios eficientes, eficaces y que tengan “eso” que hasta ahora los diferencia, hace notorios y convincentes.

Parafraseando la antigua frase de los cigarrillos “Virginia Slims”: “Has recorrido un largo camino, muchacha”, pero el camino por recorrer en este tema de la publicidad e Internet es larguísimo.

Estamos ¿Atrapados en la red?

 

Publicado en codigo.pe 25.11.2019.