COMIENZOS DEL VERANO


COMIENZOS DEL VERANO.png

 Hacía muy buen tiempo.

El sol, festivo, brillaba arriba y ni una sola nube ponía algodón en el cielo mientras el mar se mecía con promesas de frescura y la arena ardía haciendo que los playeros no se movieran de sus toallas, embadurnados como estaban de cremas bloqueadoras que a la larga no les servirían porque en la noche, rojos como langostas cocinadas, escucharían a sus mujeres ensalzar las rodajas del tomate sobre las espaldas insoladas como frescor y alivio para la quemazón.

 

Al día siguiente, a la oficina, irían sin corbata, con la camisa medio abierta, moviéndose despacio y provocando las miradas de alguna secretaria, que riendo a escondidas, pensaría que se lo tenían merecido por cabrones.

 

Imagen: http://www.taringa.net

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.