A LA OPORTUNIDAD LA PINTAN CALVA


hombre-sonriente-dibujo_csp14689245.jpg

Andaba siempre con un libro debajo del brazo que alguien había escrito con el nombre del líder del partido y se titulaba: “MIS IDEAS”.

 

Asistía a mítines públicos, donde siempre estaba en primera fila, aplaudiendo y vivando, para que lo fotografiaran y por si acaso, salir en algún periódico.

 

Rondaba el local central del partido y cuando entraba se pasaba horas delante de una taza de café, con el libro bien visible sobre la mesa, por si alguien le hacía preguntas y tenía la oportunidad de mostrar que estaba firmado por el líder, porque consiguió la autógrafa después de hacer una cola de dos horas, sudando como chancho, cuando compró el libro apenas supo que el líder estaba autografiándolo como agradecimiento por “la colaboración y el interés”; por supuesto, imitando la letra y con un color de tinta igual, escribió una dedicatoria para él, que decía: “Para Juan, compañero de ideas y de horas de lucha”.

 

En el comedor de su casa tenía una fotografía del líder, calvo, sonriente y con los brazos en alto, enmarcada en moldura dorada y con la dedicatoria que él mismo había escrito: “Para Juan, el compañero combativo”.

 

Juan era un convencido de que a la oportunidad había que cultivarla como fuera.

 

Imagen: lnternet

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.