CON EL DIABLO EN EL CUERPO


CON EL DIABLO EN EL CUERPO.jpg

Le dijeron siempre, desde chiquito, que tenía al diablo en el cuerpo. Nunca se estaba quieto, lo rompía todo y un genio de mil demonios (como si no bastara con un solo cachudo) hacía que viviera en casi permanente estado de furia.

 

Creció y fue para peor porque se hizo un ser imposible, al que nadie podía ni quería acercársele. Terminó en un manicomio y el diablo que estaba muy cómodo en ese cuerpo, recién supo lo que era el infierno.

 

Imagen: tamplierpainter.deviantart.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.