LOS ENCARGOS DIFÍCILES


istockphoto-838369932-612x612.jpg

El grado de dificultad en la comunicación publicitaria de los productos varía, desde aquellos que solamente con verlos se te ocurren cosas y su información lo único que hará es reforzar la idea creativa o esos otros que casi producen dolor de cabeza al mirarlos.

Siempre, entre los diferentes clientes habrá alguno para el que trabajar es verdaderamente eso elevado a la enésima potencia y muchas veces lo que aparentemente es muy simple, encierra las mayores dificultades.

Están esos productos sobre los que prácticamente “se ha dicho todo” y que no presentan novedad alguna y aquellos que ofrecen tantas cosas que priorizar alguna es un problema; o los que se estrellan con creencias asumidas y generalizadas o los que entran en la categoría de “es difícil que sea verdad tanta belleza”.

Cada redactor/a tiene su “bestia negra”, o sea el producto difícil, el que le produce pesadillas, el que va dejando de lado “mientras se le ocurre algo” y sin embargo, siempre hay que enfrentar la realidad que está ahí y “exprimir el cerebro” porque se espera que la publicidad produzca maravillas, aunque las musas se hayan ido de la ciudad.

PUBLICADO EN codigo.pe 4.10.2019.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.