LA CABRA TIRA PAL MONTE


LA CABRA TIRA PAL MONTE

Siempre se escapaba del colegio para irse al parque, hasta que un día, su abuelo le dijo que mejor fuera al colegio en vez de andar mataperreando, porque un conocido suyo le había comentado que lo veía siempre jugando en el parque con otros chicos, a la hora en que normalmente debía estar estudiando.

 

Puso cara compungida, guardó silencio y durante uno días no fue al parque, esperando que el abuelo se olvidara y no dijera nada en casa, pero con sus amigos decidió cambiar de escenario y casi todos los días se juntaban en un terral a jugar fútbol y su madre le vio los zapatos enterrado y sospechando le previno: “Te van a botar del colegio si no asistes…”.  No terminó el año y lo botaron.

 

Tiempo después, trabajaba visitando clientes y el cine se había convertido en su pasión; poco a poco, por las tardes, en vez de hacer las visitas que tenía programadas, se iba a las matinés, buscando cines de barrio diferentes; lo vieron de casualidad saliendo de una función, se lo dijeron a su jefe, lo siguieron y lo botaron del trabajo.

 

Se casó y al tiempo comenzó a llegar tarde a su casa con el pretexto de exceso de labores, cuando en realidad se iba a un billar, casi hasta que cerraban; una noche encontró una maleta en la sala y cuando le preguntó a su mujer si había venido alguien, ella le respondió, fría: “No, tú te vas. Ah… Y saluda mañana a tus amigos del billar”.

 

Imagen: notieneporqueserhoy.blogspot.com

 

 

Anuncios