LA “BENDITA” FECHA FINAL


deadline

En publicidad lo que importa es la fecha de publicación: hacia allí apunta todo el esfuerzo creativo, los de planificación y ejecución.

Es tan simple como acostumbrarse, para planificar, a ir de adelante (la fecha final) hacia atrás (el proceso de ejecución y el de creación, en ese orden).

Eso quiere decir que, mirando en lontananza, faltan X días para publicar o salir al aire, lo que supone que cada etapa de creación y ejecución deben ser medidas por separado, en días y sumarse guardando una reserva prudente por cada una de las etapas (creación/redacción, creación/diseño de bocetos, planificación/estrategia de medios, presentación interna/presentación a cliente, ejecución de arte/video/radio/otros medios, aprobación interna/aprobación cliente, FECHA FINAL: Emisión por los diversos medios elegidos.

Este calendario inverso debe elaborarse para cada trabajo y quienes estén encargados de realizarlo, tener claro el calendario completo así como su parte; es muy importante que se sepa cuánto tiempo toma cada etapa y se respete estrictamente el calendario propuesto para evitar sorpresas desagradables.

Resulta terrible cuando las partes no ven el todo y consideran importante solamente lo que ellas realizan porque el desorden cundirá y la “bendita” fecha final, puede tornarse en una verdadera maldición.

El tiempo es oro y en publicidad esta frase es absolutamente cierta.

 

Publicado en codigo.pe 4.9.2019.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.