PEREJIL DE TODO CALDO


50399284 - parsley

Es una frase que había olvidado por completo y escuchando un programa que sigo a diario por Internet, la conductora la usó para motejar a algunas personas.

 

Me hizo mucha gracia, porque además el “caldo” prácticamente ya no se conoce sino en clínicas y hospitales como un alimento reconstituyente…; pero de pronto exagero y el caldo se sigue tomando; no solamente el popular “caldo de gallina”, fin de fiestas “hasta que el cuerpo aguante” y delicia de ciertos huariques (lugares o “huecos”) o emblema de carretillas callejeras trasnochadoras…

 

Pero es que “antes”  el humilde perejil era partícipe insustituible en el caldo, cualquiera que este fuera y por eso un “perejil de todo caldo” sería aquél al que se le ve en todas partes, el “hueleguisos”, el “zampón” el que “mete su cuchara” donde sea, el “paracaidista”, el sempiterno presente que sonríe para todas las fotos, el que corre al encuentro de los flashes aunque solamente “esté de pasadita”…

 

Se van perdiendo frases como esta porque se van perdiendo las costumbres y mi exageración quizá me haga generalizar, pero en esta Lima que se va, lo que se va con ella es parte de la vida: de la de muchos y la mía.

 

Imagen: http://www.cocinayvino.com

Anuncios