PREGUNTA. ES LA MEJOR MANERA DE SABER.


4827851

Hay quienes tienen miedo, vergüenza o se sienten dueños del conocimiento y no preguntan, lo que resulta tremendo porque se equivocan permanecen con la duda y en publicidad esto es peor, porque el publicitario tiene que transmitir lo que sabe… y si no lo sabe ¿qué transmitirá?

Quedarse con la duda o dudas y no preguntar a tiempo, puede hacer caer por la base toda la comunicación aunque sea brillante y atractiva; recordemos siempre que la base del negocio publicitario es la información y que la creatividad no puede hacer absolutamente nada si no está sustentada en datos fehacientes en los que el consumidor confiará.

Porque se maneja material informativo relevante, no puede ser parcial ni es dable que existan “huecos” en él; de nada sirve algo incompleto porque a lo que va a llevar es a equivocarse y trasladar este error al sector del consumidor, donde se multiplicará.

Es muy sencillo preguntar por qué y reconocer que no se sabe algo porque los publicitarios tratan sobre tantos y tan variados temas que su conocimiento, en casos específicos, puede ser nulo o lo que es peor: incompleto, defectuoso o sesgado.

Preguntar no “te va a hacer menos”, antes bien, aumentará tu conocimiento y con ‘el, tu capacidad profesional; recuerda siempre que nadie comunica aquello que desconoce.

 

Publicado en codigo.pe 26.8.2019

LITERAL


LITERAL

“Caminando se llega a Roma”, le decía su abuelo, pero nunca le preguntó cómo era Roma y el camino para caminar era largo, había que subir la montaña, cruzar el mar, pasar fronteras, comer, alojarse, cambiar de zapatos cada tanto…

 

A él nunca le gustó caminar mucho, no sabía nadar, no tenía pasaporte ni dinero y su talla de calzado nunca la encontraba en las tiendas.

 

Además, vivía en ese pueblo de la sierra del Perú y en el fondo… ¿para qué ir a Roma?

 

Imagen: http://www.blackhairstylecuts.com