OBSERVATORIO


OBSERVATORIO

Desde la ventana miraba pasar  las horas y veía a las personas que caminaban con diferente ritmo según avanzara el sol allí arriba; no miraban hacia donde estaba para ver los ojos verdes que espiaban sus apresuramientos, sus idas al mercado, sus paseos…; hasta que un niño que iba con su madre camino del parque, levantó la cabeza y lo vio; se detuvo y señalándolo dijo algo que no pudo oír: cuando la mujer miró hacia donde indicaba el niño, el gato entró de un salto a la penumbra de la sala porque no le gustaba verse descubierto.

 

Imagen: miaventuraporelmundo.wordpress.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.