El arte de negar


a través de El arte de negar

CÓDIGO SECRETO


CÓDIGO SE CRETO

Parecía un absurdo, un galimatías: letras sin sentido alguno y “algo” que él sabía estaba debajo.

 

Uno o varios mensajes que no se atrevía a imaginar y que sólo aparecerían si descifraba el código; días enteros, noches sin dormir, café, desesperanza, búsqueda de secuencias, de repeticiones.

 

Posibilidad de palabras clave, más café, incertidumbre, impotencia, desesperación y allí estaba, oculta, casi sacándole la lengua, la respuesta o respuestas a esa pregunta.

 

La hoja de papel, llena hasta casi la mitad, lo miraba como retándolo: como si ese revoltijo de letras supiera de sus dificultades, de su ansiedad por saber.

 

Finalmente arrugó el papel y lo tiró al tacho de basura que rebosaba de papeles rotos, de papeles arrugados, de intentos, de fracasos; la pregunta quedó sin responderse, la respuesta permaneció escondida, convertida en un imposible.

Imagen: http://www.atableintime.com