DAMAS CHINAS


DAMAS CHINAS

La señora Xi y la señorita Ousan son vecinas; la señora Xi, redonda y de túnica azul, mira siempre con insistencia y malévolamente a la colorada, gordita y alegre señorita Ousan que la molesta mucho con sus cantos. 

Un día la señorita Ousan desaparece, el vecindario murmura y por las noches caen piedras sobre la casa de la Señora Xi; finalmente una mañana llega la policía y se lleva a la señora Xi.

La policía acusa de asesinato a la señora Xi porque encuentra huesos en una olla y la cabeza de la señorita Ousan en la alacena, encurtiéndose en vinagre, metida en un gran frasco de vidrio fuertemente tapado.

Según la acusación se trataría de un caso de antropofagia: la señora Xi se habría comido a la señorita Ousan.

Para la señora Xi, ella ganó la partida porque la señorita Ousan no la molesta más desde que la comió.

 

Imagen: http://www.etsy.com