SIN MOTIVO APARENTE


SIN MOTIVO APARENTE

 

Todo lo que sucedía no parecía tener motivo alguno: las cosas se daban o no, porque sí; la gente actuaba sin una razón a la vista y hasta la naturaleza que siempre fue bastante rígida y casi previsible (menos los terremotos, claro, pero hasta el clima se predecía) parecía estar loca porque llovía con sol, anochecía más temprano y en general lo que antes era, no lo era más.

 

Nadie encontraba una razón y lo atribuían al cambio climático o a explosiones nucleares ocultas de alguien que probaba la bomba; la gente se acostumbró a que lo imprevisto resultara normal y la vida siguió, con dificultades porque el “sin motivo” se entronizó de tal manera que nada se hizo porque debía hacerse, porque era costumbre o porque estaba bien…

 

Nada se hizo y la humanidad desapareció.

Se deshizo.

 

Imagen: http://www.investigacionyciencia.es

 

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.