SANSÓN Y DALILA


SANSÓN Y DALILA

Sansón era fuerte y usaba el pelo largo y ahí radicaba su fuerza; Dalila, su esposa, una noche él dormía, y ella cansada de que fuera el fortachón de la ciudad y lo llamaran a toda hora para que ayudara a mover cosas pesadas, le cortó el pelo, además los filisteos le habían ofrecido platita.

 

Dalila –“Dali” para los amigos- había notado que el suyo se caía de manera alarmante porque cada vez que se peinaba, una madeja quedaba enredada en el peine;  lo que había decidido era mandarse hacer una peluca: sólo que necesitaba pelo y claro, un poco de plata…

 

Imagen: http://www.pinterest.es

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.