TARDE PIACHE


TARDE PIACHE

Estaba arrepentido, así se lo dijo al que quisiera oírlo y juró no volver a hacerlo nunca más: el esfuerzo lo había agotado sin que sacara nada que fuera de utilidad y encima tenía ese molesto dolor en el pecho…

 

Un instante antes de morir fulminado por el infarto, pensó que seguramente ese era el tan mentado “dolor de corazón”.

 

Imagen: mx.depositphotos.com

Anuncio publicitario

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.