SOLDADOS RUSOS QUE LLEGARON A VENEZUELA SON EN REALIDAD ELECTRICISTAS


maduro

Parece que lo dice el señor Lavrov, que es el responsable ruso de Relaciones Exteriores cuando afirma que los militares rusos que están en ese país, efectúan labores de mantenimiento para solucionar el apagón (y me pregunto: ¿cuál de los apagones?). Pero no me crean a mí sino a este despacho de intermedia.press firmado por Vanessa Vallejo con la fuente de panampost.com del cual aquí hay un extracto:

 

Mientras los venezolanos ahora, además de la escasez de alimentos y medicinas, deben sufrir la falta de electricidad, que la comida se pudra, que los hospitales no funcionen, y que estén sin internet y sin comunicación alguna, el tirano afirmó que se dedicará personalmente a atender la crisis eléctrica, y el Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que los militares rusos que se encuentran en Venezuela están efectuando labores de mantenimiento para solucionar el apagón.

De modo que los venezolanos no tienen luz, no tienen agua, no tienen internet, y la esperanza que les dan es que Maduro y los militares rusos mágicamente se convirtieron en expertos y están arreglando los daños en la hidroeléctrica.

¡Sorprendente! Ahora los electricistas se camuflan y parecen soldados; seguro que eso que llevan son alicates y desarmadores, no metralletas y fusiles.

 

¿No será que en Venezuela ensayan eso de “el último que se vaya que apague la luz”?

 

 

Anuncios

EL NÚMERO DE LOS TONTOS


EL NÚMERO DE LOS TONTOS

 

Cuando estábamos en el colegio, un profesor nuestro, el Hno. Santos García S.J., al cual irreverentemente llamábamos entre nosotros “Pajarote”, decía siempre ante una pregunta boba de alguien en clase o a raíz de un hecho que demostraba la estupidez humana: “¿Por qué dirá la Biblia que el número de los tontos es infinito?” y francamente, siempre lo tomé como una frase casi piadosa que demostraba desesperación-comprobación-resignación hasta que ahora (lento yo) muchísimos años después,  el recuerdo de la frase famosa hizo que mi curiosidad buscara la veracidad de la cita y allí en el Eclesiastés I.15, está.

 

Seguramente el Hno. García se hubiera reído de mí que demostraba curiosidad tardía y poco conocimiento; no sé cuántos de mis compañeros de colegio han compartido la ignorancia, pero ahora al ver lo que pasa en general en nuestro país, el despeñadero por el que parecemos caer sin pausa, lo que sucede con el conflicto con la empresa minera “Las Bambas” del cual mi impresión es que los comuneros a los que hicieron tontos dos abogados y unos dirigentes, ahora quieren hacer tonto al país entero; ¿es esta la “república de los tontos” donde unos cuantos “vivos” “se la llevan en paila”?

 

Nos dejamos engañar fácilmente porque o somos crédulos irredentos, confiados despreocupados o tontos de capirote; esto último me suena más en consonancia con lo que el Hno. Santos García citaba y demuestra que no se puede creer a ciegas, que lo que nos digan hay que comprobarlo aunque seamos unos “Santo Tomases” modernos; miren que cuando la televisión llegó para informar sobre el conflicto de “Las Bambas”, los comuneros protestaban y mostraban su pobreza pero habrían estacionado una gran cantidad de camionetas 4×4 que eran bien visibles en la toma; luego, al mostrar la televisión el mismo lugar –terminada la entrevista- las camionetas habían desaparecido “mágicamente”…

 

El número de los tontos es infinito”, el de los “vivos” se cuenta fácilmente y es terriblemente activo.

 

Imagen: reflexionesdemanuel.blogspot.com