GRITOS


gritos

Los gritos atronaban la noche y venían de la casa que siempre había lucido como abandonada; nunca se vio a nadie por las inmediaciones y en lo que fuera el jardincito delantero, un rastro amarillo de pasto seco hablaba de olvido.

 

En el vecindario las fábricas alzaban sus muros y algunas desocupadas y otras operando a medio tiempo constituían un ralo movimiento de personas que cesaba entrada la tarde; solamente algún vigilante nocturno embutido en un abrigo y protegido de lluvias eventuales por una caseta era testigo auditivo, mudo y aterrado de los gritos desgarradores, el llanto y el silencio que se prolongaba todo el día siguiente.

 

Dicen que lo que se escuchaba eran gritos arrancados por la tortura y que los silencios eran los de la muerte.

 

Imagen: lahora.gt

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

5 comentarios en “GRITOS”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s