NADA QUÉ HACER


no tengo nada quÉ hacer

No tengo que levantarme temprano, ni tengo que ir al colegio, a la universidad o al trabajo; no tengo que salir a un tráfico mañanero enloquecido, ni tengo alguna reunión urgente, importante o de las otras; no tengo que almorzar con alguien que se apura porque tiene una cita; en la tarde no tengo nada qué hacer específicamente sino esperar la noche.

 

No tengo nada qué hacer y así pasan los días, las semanas, los meses y los años: siempre quise saber cómo era no tener nada qué hacer, pero francamente eso de estar muerto, aburre un poco.

 

Imagen: http://www.panoramio.com

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

6 comentarios en “NADA QUÉ HACER”

  1. Con un resfrío que me tumbó en cama. Voy saliendo, pero “me agarró” justo el 1° de este enero…. Aquí estamos y todavía no con tierra encima… 🙂 🙂

  2. Mira que pensar lo que es de desagradable, no tener nada que hacer en estas fechas! Y por un resfriado!
    Yo estoy tratando de reunir las dos mitades en que pasé las fiestas..
    Un fuerte abrazo y un buen año mi estimado Profe.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s