PASADO PESADO


PASADO PESADO

Nada hacía presagiar el final: el día era soleado, empezaba la semana y el café pasado, negro, recién hecho, estaba listo esperando que lo sirvieran en el mug blanco, el que tenía el escudo del club de fútbol; temprano, empezar todo era como borrar pasados y prepararse para vivir futuros…

 

Tocaron el timbre, pero nadie abrió la puerta; los futuros se declararon vencidos por el pasado mientras el café esperaba en la cafetera automática que seguía encendida.

Imagen: http://www.cia-equipos.com