…Y VAN DOS


Y VAN DOS

Alan García se asiló, porque según él es un perseguido político. Igual que Hinostroza, el juez que está preso en España, esperando la extradición..

 

Esta es la segunda vez que el señor Alan García, ex presidente del Perú, hace uso de la figura del asilo argumentando persecuciones de índole política y al que todo lo que se le imputó y por lo que fue investigado o prescribió por estar asilado en Colombia o fue convenientemente archivado “por falta de pruebas.

 

Bueno pues, Uruguay que ya manifestó que le concederá asilo y luego seguramente España, su país habitual de residencia y donde parece sentirse protegido y cómodo, será su destino; la Justicia y sus procedimientos son para los cualquiera pero no para él, paladín de la libertad y la democracia: “Qué lo prueben… ¡imbéciles!”, dijo, pero prefirió irse “por si las moscas”, no fuera a ser que los imbéciles probaran algo.

 

Atrás han quedado sus bravatas del “honor de quedarse en el Perú”, la de que “el que nada debe nada teme” y la tan repetida “no recibí ni pedí nada, como otros” y aunque tal vez no hayan sido sus palabras exactas, el considerar imbéciles a quienes lo investigan no hace más que corroborar ese creerse el mesías de un orden nuevo sobre el que ha aportado mucho para beneficio la humanidad; definitivamente pareciera que se considera demasiado para ser par de esos imbéciles y los otros imbéciles que creen en las imbecilidades que los imbéciles balbucean babosos.

 

Alan García se asiló porque dice que lo persiguen y tal vez tenga razón, ya desde hace bastante tiempo que le viene siguiendo los pasos una señora vendada, con túnica y con una balanza en la mano.

 

Imagen: gestión.pe

¡.

 

 

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

6 comentarios en “…Y VAN DOS”

  1. Fue presidente dos veces; en el primer mandato recibió soborno grande por una obra (y parece que bastante más), con testimoinios de quien pagó el soborno, Sergio Siragusa, un italiano. Todo se alargó y “sobreseyó” porque ya había pasado el tiempo. El gobierno fue desastroso, con una inflación a la vanezolana o mayor. Pero fue reelegido pasado un tiempo y en este segundo gobierno se le investiga por sobornos grandes (de muchos millones de dólares) a través de testaferros, plata en un banco de Andorra pagada por Odebrecht… Siempre dijo que “nunca recibió ni pidió nada” y ahora cuando parece haber algo de prueba, vino de España para “afrontar las investigaciones” y le dieron impedimento de salida del país por un tiempo; manifestó que “era un honor estar en Perú, su patria” y que él no se corría. La noche siguiente se asiló en la embajada de Uruguay, declarándose “perseguido político”; un delincuente, eso es lo que es y finalmente, como todos los delincuentes, cobarde. La historia es larga y él un nefasto personaje. Debe andar en las noticias internacionales desde el domingo…

  2. Creo que el poder casi indefectiblemente corrompe y la corrupción crece en tamaño conforme aumenta el poder. El poder se ejerce de muchas maneras y la corrupción es una tentanción que no sé de muchos que la resistan. A veces personas como el que fue presidente de Uruguay, “Pepe” Mujica, pareciera inmune, pero no conozco sus detalles ni lo que opine una gran mayoría de los uruguayos.

  3. Si, él parece haber nacido inmune. Pero es algo que no es usual en los presidentes, todos creen haber nacido con facultades extraordinarias, entre ellas asesinar a la gente de hambre y en masa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s