TROPEZARON DE NUEVO CON LA MISMA PIEDRA…


Anuncios

FIEBRE


FIEBRE

Estaba dispuesto a probar cualquier método que le impidiera dar el examen de matemáticas y recordó que había leído que ponerse cáscara de plátano debajo de la axila producía fiebre, así que decidió ponerse una debajo de cada axila, acostarse y a la mañana siguiente estaría afiebrado: no lo enviarían al colegio.

 

Esa noche hizo lo que pensaba y al tiempo se sintió caliente, pero no se quitó las cáscaras para finalmente quedarse dormido; su madre lo despertó diciéndole: “¿Estás loco…?  ¡Qué olor! ¡Comiste plátanos en la cama, botaste una cáscara al suelo y hay otra a tu lado…! ¡Levántate que se hace tarde para que vayas al colegio…!”

 

Llegó remolón hasta su aula, tuvo que dar el examen oral, lo jalaron y encima le dejaron cien operaciones para que las entregara resueltas en la siguiente clase, en su cuaderno cuadriculado; recién entonces recordó que también la tiza en la boca producía fiebre y náuseas: se robó tres tizas nuevas que había en la pizarra… ¡Todo menos las matemáticas!

Imagen: medicionseccion13-12.blogspot.com