MORDERSE LA COLA


eltigredepapel

MORDERSE LA COLA

Cuando un perro o un gato se desesperan, giran en círculos tratando de morderse la cola, “sin darse cuenta” (o dándosela) que eso que se mueve y está detrás de ellos es su propia cola, o sea ellos mismos.

Igual le está pasando al fujikeikismo y al apra: la desesperación está haciendo que pierdan el sentido y solamente actúen: acosan al fiscal José Domingo Pérez de todas las formas posibles, desde acusarlo de terrorista hasta insultarlo vía las redes sociales donde el anonimato les permite multiplicidad de identidades; al extremo que este fiscal ha tenido que solicitar protección para él y su familia al Ministerio del Interior. ¡Llegan a acusarlo de “traidor a la patria”, igual que lo que fue declarado Montesinos).

El terror como consejero no es lo mejor que se puede tener y eso es lo que ambas agrupaciones (que fueron y ya no son “fuerzas”) políticas evidencian…

Ver la entrada original 148 palabras más

Anuncios

EL GIGANTE


EL GIGANTE

Veía todo desde lo alto, mientras volaba lentamente batiendo sus enormes alas correosas, planeando sobre la vegetación, la tierra y el mar: debajo estaba el mundo joven, o según se mirara un poco viejo, que seguía formándose.

 

El Pterosaurio giró despacio, majestuoso, mientras sus ojos buscaban la comida, abría el largo pico y su cerebro no podía imaginar siquiera su extinción y que cerca de 68 millones de años más tarde sería un fósil.

 

Imagen: evolucion01.blogspot.com