EL JOVEN ENRIQUE


EL JOVEN ENRIQUE

Mi amigo Lucho le decía a mi padre “el Joven Enrique” y a mi madre “la Niña Tony”, tal vez porque en las películas de vaqueros que tanto nos gustaban y veíamos en el cine Balta de Barranco, siempre había un “joven” que se llevaba a la “chica” y él en vez de chica, cariñosamente, llamaba “niña”  a Tony; no lo sé con certeza, pero esa manera de nombrarlos definió siempre algo especial para mí.

 

Hoy, 14 de setiembre, hace ya años, el Joven Enrique murió mientras yo le hacía masaje al corazón y su amigo de siempre, médico cardiólogo, le daba respiración boca a boca hasta que pasados unos minutos me dijo que lo dejara, porque la sangre ya no llegaba a su cerebro y se echó a llorar mientras mi madre rezaba…

 

Casi a fin de este año, el 26 de diciembre, el Joven Enrique hubiera cumplido 115 años y se fue un año que se ha borrado de mi memoria, como se borran de ella las muertes de quienes sigo queriendo aunque no estén conmigo porque prefiero recordarlos en la cotidianeidad de sus sonrisas…

 

Tener juntos en el corazón y en las cosas familiares al Joven Enrique y a la Niña Tony que cogidos de la mano caminaron su camino enseñándome con el ejemplo que el amor es lo que permite vivir, hace que cada día sea como ese ayer que aunque sé que se ha ido, está en los recuerdos que se quedan amables; por eso, hoy que es viernes, me desperté pensando en el Joven Enrique y en que se fue en el día de la Santísima Cruz, el nombre de la parroquia a la que perteneció en Barranco.

SONRISA PAPY0002

 

Anuncios

A VECES SE EQUIVOCAN…


eltigredepapel

A VECES SE EQUIVOCAN...

En el congrezoo peruano, sucede que sus integrantes, llamados padres y madres de la patria, a veces, como el burro de la fábula, tocan la flauta por casualidad…

Acaba de suceder cuando aprobaron la creación de la Autoridad del Transporte Urbano, tema que llevaba años ninguneándose y sería el principio del fin de gran parte del caos vehicular que Lima sufre porque en vez de desperdigar y superponer responsabilidades entre organismos varios, municipios y otros, esta Autoridad dependerá solamente del ministerio de Transportes.

Sin embargo, para demostrar que lo sucedido es una equivocación, ahí están las idas y vueltas de un parlamento que “pasea” normas urgentísimas, pretextando “que hay que estudiarlas más” y dándole largas hasta unas calendas griegas (la fecha que no existía en el calendario) que se pierden en el desinterés interesado de aquellos a los que las reformas que todo el país quiere, no les conviene; baste…

Ver la entrada original 197 palabras más