EL VUELO


EL VUELO

Corría bien, muy bien, velozmente, pero por más terreno recorrido no lograba alzar vuelo;  es que los avestruces no son aviones: los avestruces no vuelan, pero el avestruz no lo sabía y confundido,  metía la cabeza en un hueco, no por vergüenza, o como dicen, por miedo, sino para pensar.

Imagen: http://www.pinterest.es