DAYANA


DAYANA

Nunca se le había ocurrido saber de dónde venía su nombre; simplemente se llamaba Dayana así como sus amigas eran Margarita, María o Elvira.

 

Nunca se enteraría que en realidad llevaba el nombre de una canción que le gustó a su mamá que había muerto cuando el ómnibus en el que iba a Lima se desbarrancó en el camino lleno de curvas peligrosas; la canción la cantaba un muchacho canadiense que se llamaba Paul y sonaba fuerte en la radio antes que ella naciera.

 

No se podría enterar porque la canción en inglés que hablaba de Dayana, en realidad el nombre que repetía era Diana, pero alguien que no entendía otro idioma que el castellano escuchaba Dayana, porque Paul Anka lo decía en inglés: Dayana suena, Dai-Ana, pero es Diana…

 

Claro, tampoco sabría que Dayana es el nombre de la diosa latina de la fertilidad y Diana el de la diosa romana de la caza.

 

 

Imagen: betanews.com