LA CIGARRA Y LA HORMIGA


LA CIGARRA Y LA HORMIGA

Lo que la fábula no cuenta es que la hormiga era una amargada acumuladora egoísta que tenía mala voz y la cigarra una despreocupada artista.

Una se privaba de comer pensando en el mañana; la otra le cantaba al mañana y si había, comía y si no, ayunaba.

 

Imagen: http://www.bosquedefantasias.com

Anuncios