MIGAS


MIGAS

Picoteaban las migas que el anciano les daba todos los días, sentado en la banca del parque.

 

Hace tres días que no hay migas ni anciano  y los gorriones se han ido a otro lado.

 

 

Imagen: avistuer.blogspot.com