DESAPARECIDO


DESAPARECIDO

Nunca lo encontrarían.

 

Una vez libre de Aníbal, botó la pistola desde el borde de un barranco profundo.

 

Al querer mirar como caía, se inclinó un poco y el cuerpo lo venció.

 

Tuvo razón: nunca encontraron su cadáver.

 

 

Imagen: arqueoceramica.blogspot.com