EL CORAZÓN TIENE RAZONES QUE LA RAZÓN DESCONOCE


EL CORAZÓN TIENE RAZONES QUE LA RAZÓN DESCONOCE

 Finalmente era su hijo, no podía soportar que se lo llevaran otra vez, y por eso le pegó un balazo al policía, para que él escapara por los techos; cuando se entregó lo único que dijo fue: “Yo lo hice”.

 

Ella iría a la cárcel pero Javier pudo huir; ser madre, pensó, es muy duro y se hacen cosas inimaginables.

 

 

Imagen: krypton.mx