AZUL


 

AZUL

La bolsa estaba llena de bolitas de vidrio y entre ellas había unas más grandes, a las que les decían “Cholones” que eran su orgullo, además de una preferida que era de color azul y donde él veía a veces la forma de una calavera.

 

Jugar a las bolitas era su pasión y engordar la bolsa, ganando, lo que a todos les parecía su finalidad; en realidad era un verdadero maestro y tenía un cálculo y una puntería casi sobrenaturales y se divertía.

 

Tal vez por eso, cuando creció y se hizo soldado  llego a ser un tirador de elite y era comisionado para las tareas más difíciles detrás de la líneas enemigas; lo que no sabían era que pintaba la punta de sus balas de color azul porque según él le traía suerte.

 

 

 

Imagen: es.pinterest.com

Anuncios