¿GENERAL YO?


kepi4

Hace años trabajaba en Palacio de Gobierno y estaba a cargo de la comunicación de este; un día en que tenía una reunión fuera, mi asistente pidió un taxi que me recogería, pero cuando bajé en busca del vehículo, me encontré que no estaba y pregunté a la chica policía que estaba de servicio, atendiendo en el mostrador de la entrada, si no había venido el conductor de un taxi preguntando por mí; me respondió que sí, pero que el oficial a cargo de una tanqueta que estaba al principio de la calle, le había impedido estacionarse y se había ido.

 

Volví a subir las escaleras, se pidió otro auto y pude llegar, tarde, por supuesto, a la reunión, no sin antes decirle a la chica que estaba en la puerta: “Dígale al oficial, que el general Echegaray se molestó por lo del taxi y que si las órdenes son que nadie se estacione cerca de esta puerta, lo comuniquen…

 

Lo dije, en verdad molesto y sin pensar lo que hacía (cosa que uno no debe hacer nunca; eso de pensar antes que nada, es una garantía); al día siguiente, ingreso y estaba la misma chica del día anterior; nos saludamos y ella me dijo: ”Disculpe doctor… ¿Es usted general…?” Yo la miré a los ojos y reprimiendo la risa que casi se me sale le respondí: “¿Usted qué cree…?” y subí rápido a mi oficina; por supuesto, no se me ocurre que la chica creyera que con mi metro sesenta y poco aspecto militar o policial, podía serlo…

 

Pero siguieron diciéndome “doctor” aunque no soy abogado ni médico (a ellos coloquialmente se les llama así) y por supuesto no tengo un doctorado en nada; digamos entonces que son cosas de la administración pública…

 

 

 

Imagen: arturinsa.com