¿PRESENTIMIENTO?


hombre-brutal-en-una-camisa-con-las-mangas-cortas-que-se-sientan-en-una-silla-roja-68233180

Sintió que iba a suceder. Era la primera vez que le ocurría algo así y primero se asustó mucho: había sido como un vahído que solamente duró un instante, pero luego pasó; se quedó pensando un rato en su padre, saliendo de la casa, rumbo al trabajo.

 

Esa noche, estuvo muy nervioso hasta que no pudo más y regresó a la casa: abrió despacio la puerta de calle y le volvió el alma al cuerpo  al escuchar la voz de su padre que preguntaba si era él.

 

No se le ocurrió comentarle que lo había visto caer del andamio y tuvo que correr a darle un abrazo silencioso.

 

 

 

Imagen: es.dreamstime.com