MI MAMÁ ME MIMA


PINTEREST

El pequeño era engreidísimo y a veces resultaba francamente insoportable; sus rabietas, que producía el no obtener lo deseado, fueron célebres y en la familia todos trataban de darle gusto para no tener que sufrir una.

 

Así creció, engreído y estrellándose contra una realidad que no resultaba tan dulce como hubiera querido; ya viejo, quienes tenían contacto con él lo consideraban un amargado y tejían mil teorías.

 

No se imaginaban que todo había empezado cuando la chica le dijo que no.

 

Imagen: PINTEREST.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

17 comentarios en “MI MAMÁ ME MIMA”

  1. Pobrecito nene. Muy bueno y muy cierto y al revés he de decir que tb. Pasa en ambos sexos. Besos Manolo. Este es mi definitivo blog, No tengo intención de borrarlo, ni de peregrinar más.

  2. En el silencio nos encontraremos… Yo ando preparando un nuevo blog en WordPress que se llama eltigredepapel. Iré trabajándolo, aunque lo de los lectores… ¡Bueno! Es un blog con MI opinión sobre cosas; lo hago, porque manologo debería ser más universal y a veces público posts muy localistas y la mayoría de mis lectores está ubicada fuera del Perú. En manologo desterraré la política y la opinión (mía, claro, porque sobre lo que publico, cualquiera puede opinar). Beso, Manolo.

  3. Así es. Yo estaré unos días desconectada, pero me apetecía dejar este ya, llevaba tiempo con ello Beos. Pues te leere a la vuelta de mi desconexion

  4. Me has hecho recordar una anécdota que sucedió en el méxico posrevolucionario, quiza por el 20 o 30. Tenía un libro que atesoraba, eran anécdotas de la revolución méxicana, por desgracia a alguno le gustó también u nunca más lo ví. En la camara de diputados se discutía otorgar poderes especiales al c. presidente. Uno de los congresistas se para y dice
    El c Presidente se parece a ee niño chillón, que para que dejara de chillar su madre intentaba adivinar que le molestaba , el niño con la mano extendida señalaba un viejo almanaque.
    Quiere el almanaque, dijo un vecino. Le bajaron el almanaque, y el niño arremetió contra el y lo mando al suelo. Entonces lo que quiere es el clavito, y poniendo un banco la madre y armada con un una uña tras grandes esfuerzos, saco el clavito y se lo dio. Pero no el niño seguía llorando y señalaba al mismo lugar, entonces intuyeron que el niño lo que deseaba era el hoito. Así está nuestro presidente… Quiere nuestro hoyito…
    abrazo profe si el sujeto no se repuso de el no de la novia, pues que pena.

  5. A veces se pide lo imposible, para obtener lo posible, “concediendo” y quedar bien, no como caprichoso sino como la sensatez andante. A veces también, lo de “genio y figura hasta la sepultura” es cierto. Hay quienes no aprenden y siguen en sus trece, hasta que los atropella un bus, por cruzar con el semáforo en rojo y no darle importancia a la señal de alto. ¡Abrazo sabatino! 🙂 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s