17 comentarios en «Jorge Luis Borges»

  1. El gusto por la lectura hay que irlo adquiriendo; «sin dudas ni murmuraciones» no es un buen método para aprender. Es como la comida: primero hay que saborear para luego, animado, descubrir la infinidad de sabores, combinaciones y maravillas que hay.

  2. Fíjate lo flojo que soy, que recién veo tu comentario, hoy que es el día siguiente y empezada la tarde… Dormí bien, gracias; ¿y tú? 🙂 🙂

  3. No dormí, como a las cinco de la mañana concilié el sueño, dormí dos horas aproximadamente. Creo que hoy dormiré un poco mejor. Manolo, me robaron a Dalí. 😦

  4. ¡Dios nos ampare! No sabes cómo te entiendo. Disculpa por haber oprimido «me gusta» para tu comentario… Y yo recién veo tu correo a esta hora, cuando son las 10.30 de la noche del jueves… ¡Qué desgracia! Ojalá lo retornen o si se fue, regrese. Desde aquí mi dolor por tu perdida. Dalí estará bien donde quiera que esté, aunque tengas el ánimo deshecho. Trata de dormir, si no puedes solucionarlo y encomiéndalo a Bastet, la diosa egipcia de los gatos… Manolo.

  5. He pasado todo el día buscando a Dalí, seguro se lo robaron porque era muy dócil y confiado, además bien educado. Pero tiene un problema de orientación, sabe que va a comer llamándole por el nombre, sino da vueltas sobre si mismos sin orientación. Come en un lugar aparte, no puede comer que lo estén viendo… Cosas que le enseñé para que los perros no abusaran de él. Aguantará hambre. 😦

  6. Pobrecito, era como un niño especial, su capacidad de ubicación espacial estaba mal. Quien no lo conoce se irritará, cuando no encuentra la comida llora.

  7. Poco a poco aprenderá… La vida, incluso para un gato, es un constante oscilar entre aciertos y errores y los animales aprenden más rápido que los seres humanos.

Los comentarios están cerrados.